Review de Splendor

21 | 08 | 2020
Review de Splendor

Splendor es un juego abstracto de colección de conjuntos, para 2 a 4 jugadores, diseñado por Marc André y editado por Space Cowboys el 2014. Ambientado en el renacimiento europeo, participaremos en la industria de la joyería intentando conseguir gemas que luego intercambiaremos por cartas que representan minas de piedras preciosas, talleres de joyería y exclusivas tiendas. Si nos movemos con destreza, nuestro prestigio podría lograr incluso que nos visite alguno de los famosos nobles... 

En simple, nuestro turno nos permite dos alternativas: tomar piedras preciosas de una reserva, o bien gastar las que ya tenemos para adquirir una de las cartas sobre la mesa. Estas cartas nos servirán luego como un descuento en los precios a pagar en las siguientes cartas que adquiriremos, y en algunos casos, nos darán también puntos de victoria. Asimismo, si conseguimos la combinación apropiada de cartas, automáticamente recibiremos la visita de uno de los nobles, quien nos aportará más puntos. 

Splendor es uno de esos juegos "fáciles de aprender, pero difíciles de dominar". Su sencillo mecanismo esconde decisiones estratégicas muy interesantes, que dependen del permanente cambio que experimenta la reserva de piedras preciosas y de cartas sobre la mesa, conforme pasan los turnos. Si bien no existe interacción directa entre los jugadores (no podemos comerciar, ayudarlos o atacarlos directamente), la observación de las decisiones de los demás es esencial, en tanto esto nos permitirá descubrir la estrategia que están siguiendo, y analizar si es que podremos adelantarnos a ella o si será mejor tomar un camino alternativo. En este sentido, suelen darse situaciones en las que, gracias a la observación, podremos adquirir justo la piedra que otro jugador necesitaba, o conseguir la carta que le faltaba para recibir la visita del noble, no tanto para beneficiarnos nosotros como para impedir que el oponente termine ganando la partida.  

El potencial de rejugabilidad de Splendor es prácticamente ilimitado. Tan pronto como creas que has dominado la estrategia detrás del juego, te darás cuenta que existen situaciones en las que esa estrategia no sirve, o tus oponentes te presentarán nuevas alternativas que dejan obsoleta la que has seguido. Muchas veces querrás volver a jugar inmediatamente tras ganar o haber estado muy cerca de hacerlo.

A nivel material, la edición del juego es más que aceptable en un título cuyo precio está en la media hacia abajo. Las fichas que representan las piedras preciosas están hechas de plástico del color respectivo, y una lámina adhesiva la identifica más precisamente como un rubí, una esmeralda, etc. Tienen un buen peso, siendo similares a las fichas que comúnmente se usan en los juegos de naipes. Las cartas son de una calidad promedio, ilustradas decentemente con un estilo atractivo y no presuntuoso. Los nobles están representados en fichas de cartón grueso, y en ellas veremos a personajes inspirados en la historia, como Enrique VIII o Maquiavelo. 

Splendor es un juego recomendable para personas que se están iniciando en el mundo de los juegos, ya que sus sencillas reglas presentan un par de mecanismos que comúnmente están presente en títulos más complejos. Pero también es un título infaltable en la colección de jugadores más experimentados, porque es un juego que partida tras partida se prueba a sí mismo como un verdadero clásico moderno. 

Visita la página del juego en nuestra tienda haciendo clic aquí.

Aquí encontrarás algunos escritos con los que nos adentramos en el hermoso mundo de los juegos. Reflexionamos en torno a sus elementos y características, y exploramos las razones por las que volvemos una y otra vez a jugarlos.